Índigo | Y por qué mujeres
Índigo es una casa y una trinchera desde donde combatir y hacer visible la voz poética, literaria, íntima de las mujeres.
escritura íntima, diarios de mujeres, literatura de mujeres, igualdad, feminismo
15452
post-template-default,single,single-post,postid-15452,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Y por qué mujeres

Y por qué mujeres

 

Como grupo de mujeres que escriben, quisimos reunirnos para materializar nuestras inquietudes y deseos. Quisimos hacer libros, pero también construir un hogar (virtual o físico) para desarrollar el potencial literario de las mujeres de nuestra generación. Entonces, nos convertimos en una suerte de grupo literario. También en una editorial. En una revista literaria. En todas esas cosas al mismo tiempo.

 

La escritura autobiográfica puede adoptar formas distintas. El diario, particularmente, contiene una naturaleza pulsiva, es un acto casi inevitable. Además, quienes escribimos diarios, lo hacemos como rutina necesaria, como un intento de captura del presente para la memoria futura. Documentamos nuestra propia vida. Por tanto, nos encontramos en un lenguaje común: la escritura íntima.

 

Inevitablemente, toda literatura tiene la mirada de la autora frente al mundo y ésta puede verse en mayor o menor medida, en función de cuánto quiera ocultarla quien escribe. Pero, ¿qué pasa cuando no acudimos a la ficción (lo que formalmente entendemos por ficción) para que borre las huellas de lo que nos ocurre? Es ahí cuando nos descubrimos escribiendo lo que todavía nos cuesta definir. Frente a un abismo. Frente al universo propio que se desprende desde nosotras y se expande en todas las direcciones.

 

En la escritura íntima estamos más solas que nunca. Se trata de una escritura catártica pero, ¿no existe también un deseo desesperado por que haya alguien del otro lado? Nos pasa a menudo que caemos en la autocensura. De algún modo, vive en nosotras un miedo secreto de que nuestra escritura salga a la luz y al mismo tiempo, un deseo profundo de que esto suceda.

 

Al enfrentarnos a la pregunta de por qué mujeres, poco a poco fuimos viendo con más claridad la idea de que se trataba de elegir qué voces creemos que requieren un espacio. Al fin y al cabo, muchas de nosotras crecimos pensando que nunca seríamos lo suficientemente valiosas o importantes para ser leídas. Eso cambió; eso queremos seguir cambiando. En nuestras experiencias, emociones e ideas, nos hallamos las unas a las otras. Descubrimos que nos atraviesan los mismos miedos y alegrías, las mismas problemáticas, los mismos logros.

 

Es importante hablar de que cuando nos referimos a mujeres, lo hacemos desde una perspectiva social y no biológica. Mientras nuestras concepciones sobre qué rol ocupa la mujer en la sociedad se van ensanchando, empezamos a entender que ser mujer puede tener amplísimos significados. Por otro lado, de lo que sí estamos seguras, es de que ha existido un lugar ínfimo y asfixiante para la voz de la mujer en la literatura universal. Y que todavía en la actualidad, existe sesgo de género en este ámbito. Seguimos asistiendo a casos de editoriales que catalogan a autoras como “la mujer de” o la “amante de”. Asumimos el reto de ser parte de quienes cambien esto definitivamente. Desde nuestro lugar de humildad pero de fuerza. Y además, emprendemos el acto necesario de tendernos una mano, porque muchas de nosotras seguimos enfrentando la inseguridad o el miedo a la hora de lanzar nuestros textos al mundo.

 

Por lo que, ante las dudas que emergen frente a la naturaleza conciliadora de Índigo, decimos: aquí no hay sesgo posible porque el sesgo ha pujado y sigue pujando contra la mujer. En todo caso, aquí hay una pequeña trinchera desde donde combatir. Un espacio de seguridad y confianza.

 

Cuando dos o más escritoras de lo íntimo se encuentran, comparten sus diarios, se miran con esa distancia paradójica, con esa lupa, y se reconocen, descubren un lenguaje común lleno de posibilidades. Entonces, se genera un vínculo inagotable, un nexo irrompible. Para que todas estas cosas sigan ocurriéndonos, creamos Índigo. Queremos resistir desde esta casa. Crear aquí, compartir aquí.

 

Bienvenidas.

 

4 Comments
  • Silvia Castillo
    Posted at 08:21h, 04 septiembre Responder

    Me alegro de que todo esto este pasando.
    Todo llega, todo se consigue y más con todo el amor, buena energía y positivismo con el que tú lo has estado amasando.
    Te quiero!!! Y a Carla por estar en todo esto también!!!!
    Gracias por el espacio a la mujer.

    • indigoeditorial
      Posted at 10:13h, 04 septiembre Responder

      ¡Por finnnn! ¿Te acuerdas cuando te contaba sentadas en el parque del Canal? Todo llega <3 ¡Gracias por la compañía, preciosa!

      M

  • GRACIELA MAYA GARCIA
    Posted at 23:54h, 27 septiembre Responder

    Me fascina esta idea de poder compartir mis escritos y de antemano gracias por brindarnos esa gran oportunidad de sacar a la luz lo que en algún momento o por varios años hemos estado guardando en un baúl. Me encantaría que uno de mis escritos fuera elegido y que muchas mujeres se identificaran con ellos o simplemente les sea de gran utilidad.

    • indigoeditorial
      Posted at 18:45h, 22 octubre Responder

      ¡Gracias, Graciela! Esperamos tus textos para la convocatoria <3

Post A Comment